Cuando el dolor inunda el cuerpo

Standard

Sabes que no debes detenerte. Uno sale despuès del ùltimo, porque no se puede romper el ritmo.¡Ay de ti si te paras!. No te detengas de lo contrario escucharas tu nombre resonar en todo el espacio que hay de la piscina al techo. Pausas si pero solo aquellas marcadas y permitidas por la entrenadora. No hay tiempo para descansar ni tomar aliento. El cansancio me invade el cuerpo. He dejado de sentir dolor y mis movimientos siguen por inercia. Cierro los ojos, para ahorrar energìa, dejo de pensar. Una cosa tengo en la cabeza terminar las vueltas requeridas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s